Blog de Alfondoalaizquierda

poesía

POETA MANIQUÍ

Escrito por Alfondoalaizquierda 06-06-2017 en poesía. Comentarios (0)

A TI, POETA MANIQUÍ


A ti, poeta maniquí.

Que sueñas y besayunas.

Arquitecto de sonrisas

Correveydile del "todo vale".

Abanderado de la posverdad.

A ti, que aún no has salido de dudas

y escribes no sé qué de las calles de París.

Escucha bien, porque sólo te lo diré una vez:

Mira, fíjate, soy el trilero que te esconde la bola.

Y es que no quiero, pero si quisiera, tu papel sería alimento para mi tijera.

Pasto de gacelas.

Eres la cara b de mi cara b, 

te muestro lo bello de hacer versos por placer, de volar a lomos de un bolígrafo​, de calentarme la cabeza hasta arder como Ícaro.

Yo escribo para que no mueran las cosas que me importan, pero también puedo hacerlo bonito, humillarte con mi retórica, elevarme sobre tu mediocridad y enseñarte la lengua como Michael Jordan;


¡Terremoto! ¡Terremoto!

Y ahora el pánico a mis réplicas.

Ya salta tu séquito cual resorte

haciendo méritos para la caricia.

Avaricia de atención, verbo decrépito

ecléctico bufón de tu propia corte.


Yo sólo te hablo de dignidad.

No de lo estético. 

De tu verso libérrimo.

Te hablo de grano fino en el tamiz.

De vergüenza. De vieja escuela.

Te hablo de la caligrafía de la honestidad y la elegancia de una pluma estilográfica.


Creo que tu poesía en formato físico

a tres trabajos por año es hacer el ridículo por fascículos.

Pero bueno, es mi opinión subjetiva, ¿no?

En fin: recoge las tempestades.

Disfruta mientras te quede un hálito.

Sísifo a tu piedra, zapatero a tus zapatos,

que el río viene crecido, o algo así dijo Heráclito.

Si tu mente fuese mínimamente lúcida

sabrías que esto no es una humillación pública, sino más bien una actividad lúdica,

que yo he leído a Sharpe y sé diferenciar perfectamente entre mofa y Exhibición Impúdica.

Alianzas

Escrito por Alfondoalaizquierda 13-05-2017 en poesía. Comentarios (0)


Dos veces he estado en lo cierto

y las dos he vuelto escaldado.

Dos veces he salido de dudas,

dos, y las dos veces he vuelto escaldado.

Si quiere hacer conmigo lo que la primavera hace con los cerezos, me cierre usted al salir, que está delante del mismísimo desarraigo, de un tocón cortado al ras, de un barbecho cuasi eterno en el que hasta el ganado ha desistido de buscar la más mínima brizna de hierba.

Soy un cirro que aspiraba a ser tormenta

un poema en un cubito de hielo

un ave migratoria con Alzheimer.

Sigo creyendo en mí mismo, sí, pero en nada más.

Sigo creyendo en el ideal, pero no en el método.

Sigo en mis trece

y no soy supersticioso.

Del progreso me quedo con que ahora matamos con más estilo pero los astronautas siguen usando lápices para escribir en gravedad cero.

Qué cosas;

Me recreo en las flores porque son el paradigma de la sinceridad.

Porque cuando crecen entre las grietas son mi metáfora favorita.

Porque quien las pisa siempre será mi enemigo;

Dos veces he llegado a la conclusión,

dos, y jamás me he sentido tan solo.

En el camino

Escrito por Alfondoalaizquierda 26-04-2017 en poesía. Comentarios (0)

Lo más parecido a la libertad es poder elegir cuándo irte.

Y yo sigo aquí, a años luz de lo que quiero que mate, poniendo siete alarmas diarias porque nada genera en mí la ilusión necesaria para ir un paso por delante del reloj.

Soy un barco en medio de un bosque.

Hay más verde de lo habitual en esta parcela semidesértica a la que, -llámalo destino, llámalo aleatoriedad-

me tocó llamar hogar, y ahora no puedo dejar de pensar en la virulencia del fuego si el suelo es de secano;

Mira las horas que son y todavía no he visto ningún pájaro.

No sé si gracias a, por culpa de, pero todos los coches están cubiertos de arena cobriza transportada desde el Sáhara por nubes aparentemente inofensivas, sin pagar aranceles ni evitar concertinas.

Siento envidia de algo que la mayoría de la gente nunca se habría planteado;

Creo que para mi país, Instagram debería crear el filtro "grey 1950", por hacer todo esta mierda algo más realista.

Voy para los treinta años, he sobrevivido​ a mi etapa bukoswkiana, sé que si no sabes quién se ató al mástil, estás a merced de las sirenas,  que si tu libro favorito es Los Pilares de la Tierra, este traje te queda holguero.

Colma el vaso de mi ansiedad saber que, por mucho que me siembre, moriré siendo un ignorante.

Eso no lo arregla el Lexatín.

Pero como Kerouac, y porque no queda otra, seguimos "En El Camino".

Lucidez

Escrito por Alfondoalaizquierda 26-09-2016 en poesía. Comentarios (0)

Estoy en un momento de mi vida en el que siempre hay demasiada luz. 

Demasiada gente.

Demasiado plástico.

Sueno a blues cuando quiero parecer fuerte.

Como si las grietas no fueran ya lo suficientemente elocuentes;

Soy casa, pero no hogar.

Tengo tres dudas por cada certeza

una imaginación suicida

y una cornisa a la altura de mis miedos;

Sirenas urgentes hacia ningún lugar.

Fotograma tras fotograma me sucedo.

Velocidad y plano secuencia. 

Hormigón gris, asfalto mojado,

humo saliendo de la tapa de alcantarilla.

Mediocridad y conciencia. 

Decadencia y conciencia. 

Ignorancia y conciencia.

La dosis justa de dignidad para saberme insignificante.

Miro al cielo y me siento materia desaprovechada.

Miro al suelo y le guiño un ojo

con complicidad sísmica.

Tirito. Tiemblo. Vibro.

Escribo y quemo.

Blasfemo y leo.

Hablo y otorgo.

Mi madre es el único Dios.

Dime, ¿cómo voy a creer en un ente etéreo si ni siquiera creo en mí?

El equilibrio de lo absurdo

Escrito por Alfondoalaizquierda 14-09-2016 en poesía. Comentarios (0)

"Los pájaros cantan porque no saben hacer blues" he pensado al ver una guitarra destrozada junto al cubo de la basura. 

He visto a una niña jugando con dos libélulas y a su madre matarlas con una zapatilla.

Terrible analogía. 

No quiero pensar que la sobreprotección destruye la inocencia.

Que la Naturaleza también es madre y su venganza puede ser terrible. 

He visto un espantapájaros con sombrero entre higueras y me ha dolido la poesía moderna. 

Me he clavado hasta las tibias en un bancal arado sólo para coger una flor: sacrificio y recompensa, ya sabéis. 

El equilibrio de lo absurdo. 

Vasos mudos y comunicantes.

El amor mueve el mundo, pero es un combustible fósil. 

No hay más que ver el telediario;

junto al cubo de basura ya no está la guitarra, ahora hay un televisor. 

De los de tubo de rayos catódicos y cuerpo de cantante de góspel.

En casa no habrá una guitarra nueva. 

Mañana, alguien verá las miserias de occidente en HD.