En el camino

Escrito por Alfondoalaizquierda 26-04-2017 en poesía. Comentarios (0)

Lo más parecido a la libertad es poder elegir cuándo irte.

Y yo sigo aquí, a años luz de lo que quiero que mate, poniendo siete alarmas diarias porque nada genera en mí la ilusión necesaria para ir un paso por delante del reloj.

Soy un barco en medio de un bosque.

Hay más verde de lo habitual en esta parcela semidesértica a la que, -llámalo destino, llámalo aleatoriedad-

me tocó llamar hogar, y ahora no puedo dejar de pensar en la virulencia del fuego si el suelo es de secano;

Mira las horas que son y todavía no he visto ningún pájaro.

No sé si gracias a, por culpa de, pero todos los coches están cubiertos de arena cobriza transportada desde el Sáhara por nubes aparentemente inofensivas, sin pagar aranceles ni evitar concertinas.

Siento envidia de algo que la mayoría de la gente nunca se habría planteado;

Creo que para mi país, Instagram debería crear el filtro "grey 1950", por hacer todo esta mierda algo más realista.

Voy para los treinta años, he sobrevivido​ a mi etapa bukoswkiana, sé que si no sabes quién se ató al mástil, estás a merced de las sirenas,  que si tu libro favorito es Los Pilares de la Tierra, este traje te queda holguero.

Colma el vaso de mi ansiedad saber que, por mucho que me siembre, moriré siendo un ignorante.

Eso no lo arregla el Lexatín.

Pero como Kerouac, y porque no queda otra, seguimos "En El Camino".