Fragilidad y ego

Escrito por Alfondoalaizquierda 30-08-2016 en poesía. Comentarios (0)

No os podéis poner en mi lugar porque os queda grande: arrastro cargas anteriores a vuestras sonrisas.

Y el acero es frágil cuando se hiela.

He sido siete y trece

negro sobre blanco.

Timón, viento, vela.

En mi ansiedad cabe toda vuestra adolescencia.

Yo acabé cuando otros no habían empezado. 

Mi paladar soñaba al ritmo del timbre de vuestras bicicletas.

Soportaba otras vidas 

no la mía;

Son mis decisiones y las consecuencias están domiciliadas. 

No hay escala para medir la magnitud de la tragedia que asola mi pecho.

Sólo sé que la responsabilidad es de quien la asume, que hay cargas que no dejan surco y que querer, en mi caso, casi nunca es poder.