Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Declaración de intenciones

Escrito por Alfondoalaizquierda 26-07-2016 en poesía. Comentarios (0)

No se puede hablar de miedos desde detrás de una máscara

igual que no puede hablar del viento

el que nunca se ha dejado llevar.

No se puede aparentar seguridad todos los minutos, ni pisar con fuerza sobre arenas movedizas.

Hay que elegir: o no tener techo o tener alas. 

Ser pájaro o ser veleta. 

Ser incendio o ser hornillo.

Yo, que he militado en cuerpos por los que sólo moriría con los dedos cruzados detrás de la espalda.

Que he comido bocas 

y he pasado hambre. 

Que he pintado la Capilla Sixtina en las bóvedas celestes de paladares a los que no sabría regresar. 

Yo, que no era nada, pero aspiraba a todo, por un momento,

 estuve dispuesto a abdicar. 

A renunciar a todo lo aun desconocido

y convertir en fuego real todo lo que hasta ayer mismo era fogueo y simulacro. 


Ahora sé que hay más gatos que tejados.

Horizontes que se curvan. 

Secantes que arrasan con las tangentes. 

Hay universos en expansión en el reverso de estos párpados. 

Gravedad, puentes y un millón de lugares a los que poder llamar hogar.

Miedo y certeza

Escrito por Alfondoalaizquierda 04-07-2016 en poesía. Comentarios (0)

Los estados de ánimo no entienden de banderas, he pensado al ver a la única nube que había en cien kilómetros a la redonda ocultar el sol por unos minutos. 

-Cuestión de perspectiva, caballero, como casi todo lo que merece la pena-

He visto pájaros volando porque sí, sábanas de matrimonio tendidas en balcones de un metro y la revolución más pura en la cara de un niño que intentaba coger una paloma. 

He visto en su intento fallido la belleza del fracaso y en su tenacidad la irreverencia del que nunca hincará la rodilla.

La quimera de la paz.

El orgullo de haber elegido la pastilla roja.

De saberme clavo en este mundo de terciopelo.

De sentirme especial sólo por callarme a tiempo;

He visto una enredadera en una alambrada y he querido abrazar a la Venus de Milo.

Me ha hecho viejo la matrícula de un coche mal aparcado: MU-1789-BL, y por un momento mi cuerpo estaba aquí, pero mi mente tocaba lecho marino en la fosa de las marianas.

La película de mi vida será una concatenación de imágenes etílicas mal enfocadas para un final tan intrascendente como esperado.