Los límites de la imaginación

Escrito por Alfondoalaizquierda 01-10-2015 en poesía. Comentarios (0)

Sálvame de mis vacíos existenciales. 

De los alijos incautados en las playas del sur de tu ombligo. 

Del gotelé de las paredes

de soñar a turno partido 

de este cementerio de hormigón armado hasta los dientes. 

Sácame de dudas a golpes de orgasmos certeros y cuelga en mi pecho el cartel de "Cerrado: vuelvo en una vida".

No quiero ser silueta blanca en el suelo junto a dos casquillos de besos de despedida humeante. 

Ni farola rota.

Ni bruma matinal. 

Ni callejón sin salida. 

Dime que hay algo más allá de los muros que dominan el horizonte gris y contaminado por culpa de las fábricas. 

Que hay mucho más norte donde perderse.

Déjame una pista que seguir y donde aterrizar cuando ya no me queden alas ni utopías que planear.

Pisa fuerte 

y sabré seguir tu rastro de olor a pan recién hecho, recorreré todas y cada una de tus calles, redundante, con la calma tensa del viajero errante, curioso, ávido de conocimiento, disfrutando del paisaje, conociendo bares y no obviando ningún detalle.

Dime que eres el destino de todos los que sueñan con huir;

Sácame de aquí

que la imaginación no tiene límites 

pero la materia sí.