Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Disyuntiva

Escrito por Alfondoalaizquierda 29-10-2015 en poesía. Comentarios (0)


La gota incesante que se escapa del grifo,

que no inunda, pero erosiona. 

Como un gancho de izquierdas a la boca de la memoria.

Un vagabundo en una limusina. 

El campeón del mundo besando la lona. 

Tu camiseta favorita limpiando el polvo. 

La certeza de que nunca estrenarás un coche ni arrancarás el cartel de "For Sale" de una casa con jardín;

Ya no seremos los primeros en hacer nada y nuestro minuto de gloria fue a la hora de la teletienda.

El abogado del diablo se largó después de perder nuestro juicio 

y Dios nunca está cuando se le necesita. 

Nuestros grupos favoritos están muertos

o en proceso y vemos quimeras donde antes habían retos.

Han pasado a ser locuras lo que no hace mucho eran motivos. 

No nos da miedo volar, pero nos dan pereza los aeropuertos.

Ya no dejamos nada a la improvisación por temor a que no nos lo devuelva.

Salimos a vivir con chaleco antibalas y la base de datos del antivirus actualizada. 

Nuestra mentalidad profiláctica no se deja besar los prejuicios por miedo al contagio;

No existe antídoto contra este pesimismo intrínseco, pero tenemos dos opciones: apostarlo todo a doble o nada en heridas o invertirlo en tiritas. 

Yo, prefiero la primera.

Ojalá

Escrito por Alfondoalaizquierda 25-10-2015 en poesía. Comentarios (0)


Ojalá un verso tan libre como tú.

Ojalá alguien que me calle la puta boca.

Ojalá Tú.

Ojalá jamás tenga tiempo de sentarme a escribir algo parecido a la poesía.

Ojalá una luz a medio gas. 

Tus ojos, cegándome el ahora mismo. 

Una certeza que se mee en la boca de todas nuestras dudas.

Ojalá un punto y me comes. 

Un sueño a medio digerir. 

Un "fóllame"

y aparte. 

Ojalá nosotros viviendo al margen de los pronombres posesivos;

Necesito creer que hay un segundo en todas las vidas en el que los imposibles se hacen realidad. 

Necesito creer...

Quiero creer que te pintas los labios de rojo revolución porque nunca me dejaste por imposible.

Porque siempre hay una utopía en la recámara

y una bala perdida con mi nombre grabado. 

Dime que sueñas con aviones que se estrellan en el cielo de mi boca.

Que tienes 

 alas en los dedos

y una piel por la que morir;

Quiero que no brille el sol si no es por nosotros.

Que todo sea mar en calma hasta que a ti te apetezca jugar con la luna. 

Que no exista horizonte.

Que mientan los posos de los cafés que no te tomas 

y que el gris 

no deje de pensar en la primavera de tu octubre.

Necesito una nota a pie de página. 

Algo por lo que vivir.

Un verso tan libre como etéreo.

Necesito un planeta que no gire

si no es por ti.

XXVIII

Escrito por Alfondoalaizquierda 12-10-2015 en poesía. Comentarios (0)

No supe lo que era la serendipia hasta que buscando esquinas lúgubres y miradas condescendientes del otro lado de cualquier barra de bar, me di de bruces con un carnaval en pleno octubre. 

Yo, que siempre fui un 2 en la quiniela.

Que vivía en un continuo doble o nada con la vida y casi siempre perdía, me vi jugándome la boca por unos labios de un color aun por determinar entre el rojo revolución y el verde futuro;

Desfiles de sonrisas en mi pecho.

Malabares. Gigantes y cabezudos.

Gritos, caos, fuego

y ese desorden punk que sólo puede mover un grito de anarquía.  

Me vi buscando raíces aéreas en los espacios que impregnaba con su olor a tierra mojada. 

Lo que llegó de la forma más aleatoria posible, lo que podía haber sido sólo una variable, acabó convirtiéndose en mi constante más vital.

Como la imagen icónica de la palmera que sigue en pie después de mirar a los ojos al tsunami. 


El movimiento de las piedras

Escrito por Alfondoalaizquierda 07-10-2015 en poesía. Comentarios (0)

Se cumplieron los peores presagios sobre el caos y la anarquía:

se había ido.

Aunque duela admitirlo

fué lo correcto. 

Y aunque supiera desde hace tiempo que ese momento acabaría llegando, el miedo a tirar por la borda toneladas de recuerdos me tenía paralizado.

Mejor eso que dejarnos mecer entre las enormes dudas de una felicidad fingida y mal gestionada. 


Regresaron a los pasillos de mi casa todos los fantasmas que huyeron despavoridos cuando te oyeron destrozar la barrera del silencio tres noches seguidas;

Se fueron cuando acabaron con mi cerveza, se fumaron mi tabaco, tabicaron las ventanas dejándome a oscuras y exprimieron hasta la última gota del poco optimismo que aun podía quedar en mí.

Respiraba aire viciado, -las veces que salía, también-

jugaba a inventar palabras con las tres letras que vienen de regalo en las matrículas de los coches y hasta mi reflejo me daba la espalda.

Inventé nuevos mapas a escala de mi tristeza para saberte lo más lejos posible;

Tal vez sea por todo lo que he bebido, no tengo ni idea, pero ahora, muy despacio, los dientes que construyen el engranaje que hace funcionar lo que quiera que haya dentro de mi pecho, están empezando a lubricarse, desplazándose despacio y con una ortografía horrible, pero siempre buscando el horizonte;

Anduve perdido dentro de mi propia vida 

y ahora

poco a poco 

estoy empezando a encontrarme.

La soledad del realista

Escrito por Alfondoalaizquierda 02-10-2015 en poesía. Comentarios (0)

Cuando no existe un plan B

y ensayas frente al espejo miradas que jamás se cruzarán con quien tú quieres.

Cuando entiendes que caminas descalzo sobre un suelo de sueños cristalizados y puntas de alfiler. 

Y vagas solo

propietario de una barba de varios días 

de unos ojos tibios

de una mirada perdida. 

Lees los periódicos gratuitos que acabarán arremolinándose en los rincones: "Estados Unidos mueve ficha en el conflicto de (insertar aquí cualquier excusa de mierda)", "¿Y la europea?", "hallado en su domicilio el cadáver del ex campeón del mundo del peso medio, los indicios apuntan a sobredosis".

Ves que todo suena demasiado preparado, demasiado inhumano. 

O todo lo contrario. 

Que de un tiempo levantamos muros

y a esta parte sólo quedan vasos vacíos. Pasos arrastrados. 

Persianas bajadas.

Lábios sellados. 

Que esto es la vida real

y lo que nos venden los anuncios de las marcas de cerveza

siempre queda al otro lado.