Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Rabia

Escrito por Alfondoalaizquierda 24-09-2015 en poesía. Comentarios (0)

A veces escribo sólo porque no tengo otra cosa que hacer.  Y eso me aterroriza.

Es como llegar al bar de siempre y que el camarero te ponga la cerveza sin preguntar. 

Hay un breve momento de felicidad antes de la aplastante certeza de la cotidianidad;

La rutina lleva a la tristeza, y esta a la depresión. 

Y la depresión a buscar en los bares lo que la vida no te da.

Y bebes. Y escribes.

Y vuelves a empezar, sumido en un bucle de redundancia más etílica que artística. 

Sin talento, pero con mucha rabia 

escribes a la nostalgia, a tu "yo" de antes. 

A las cosas que hacías, a los polvos que echabas.

A Ella

cuando con suerte dormía en tu cama.

Al final todo se reduce a no morir en batallas diarias de una guerra que durará más que tú, es sólo sobrevivir a la monotonía buscando cualquier sobresalto:

amores imposibles, drogas, golpes, sexo a contrarreloj.

Salidas de emergencia, básicamente. 

Cualquier cosa que te saque del eje longitudinal de la calzada y alcance un pico histórico de adrenalina en la gráfica de barras de los días. 

Yo ya me he acostumbrado:

si todo no fuera tan deprimente, tan gris, el color no tendría sentido.

Se diluiría como un azucarillo la definición más pura de lo absolutamente extraordinario;

No pienso cambiar ahora los parámetros básicos de mi vida, soy un animal de malas costumbres.

Y escribir poemas tristes es una de ellas.

Llevo cincelado con tinta en mi brazo izquierdo amor, paz, futuro, libertad y revolución

para no olvidar que aun sabiéndome esclavo de todo lo que todavía no he dicho, este cuerpo con los pies enraizados en el suelo siempre aspiró a ser pájaro;


La buena o la mala vida es sólo una cuestión relativa. 

La obsolescencia programada de la memoria.

Escrito por Alfondoalaizquierda 22-09-2015 en poesía. Comentarios (0)

Vivimos bajo el yugo de la tiranía de lo inmediato: sólo cogemos lo que tenemos al alcance de la mano. 

Nos creemos los amos sólo porque tenemos un mando y en realidad, es toda esa información licuada, edulcorada y tratada para el consumo lo que nos hace esclavos. 

La verdad está en la calle: en los bancos del parque, en la lucha diaria con el despertador, en las estaciones de tren o en las bajas pasiones en línea regular.

La verdad está a ras de suelo y no en la vigésimonosequé planta de no sé cuál edificio emblemático. 

Está alrededor de los contenedores, en las colas del paro o en los comedores sociales.

La humanidad está en el pecho de los que dan sin acuse de recibo 

y no es el concepto prostituido y sin derechos que nos venden los anuncios de sobremesa.

Somos seismilypico millones y estamos al borde de la extinción. 


Da igual saber que todo saldrá mal:

hay que intentarlo,

el final es sólo un segundo,

vivir es todo lo demás.

Barrera de silencio.

Escrito por Alfondoalaizquierda 17-09-2015 en poesía. Comentarios (0)

Búscame en el lugar equivocado 

en los sueños que dejas a medias

o en los funerales de neuronas muertas de  mi cabeza.

Búscame donde aun quepa una revolución 

y la vida se alimente de imposibles 

donde haya un punto y coma 

o donde ya no quede nada.

Escribe con luz mi nombre en el ojo por ojo de los orgasmos 

véngate con besos rabiosos de todas las palabras que aun no te he escrito 

líate a machetazos con todo atisbo de duda que enmarañe mi mente y córtalos a ras. 

Haz camino con tu voz en mi conciencia 

y apuntala con tu amor metálico y despistado la estructura  de mi insomnio para que no vuelva a derrumbarse a la más mínima oscuridad. 

Rompe puertas

y barreras del silencio. 

Derriba muros

diafáname el futuro.

Déjame desnudo de metáforas y de palabras esdrújulas.

Búscame 

que yo no dejo de buscarnos 

y he dejado de creer en todo

 lo relativo a lo humano,

pero no en las casualidades.

Quédate

y que el sofá exija las condiciones. 

Quiéreme como follan los animales

y durmamos en el suelo.

Ámame a cara de cielo

y con uñas y dientes.

No me conformaré con menos.

Huida a ninguna parte.

Escrito por Alfondoalaizquierda 10-09-2015 en poesía. Comentarios (0)

Sólo quiero que me mires en bragas mientras escribo. O que no me dejes hacerlo. 

Y fumar un cigarrillo en la ventana odiando sin motivo a la gente que pasa. 

Ya sabes: somos más de verde botella que de verde esperanza.

Quiero prepararte la cena sólo si me dices con el pie por debajo de la mesa que tú serás el postre. 

Y que te muerdas los labios sin callarte ningún gemido.

Quiero sudor. Uñas. Ruido. 

Que nos señalen con el dedo los vecinos. 

Quiero acariciarte por dentro y subir al cielo a trompicones antes de llegar al sexto. 

Ver morir sueños contigo en una cama de noventa e imaginar mundos paralelos en los que el centro del multiverso siempre es tu habitación. 

Quiero que me grites al oído todos los silencios que te debo y que me digas que no, que "El Principito" no es ningún cuento. 

Sincronizar la torpeza de mis latidos con las revoluciones dérmicas que se alzan  en tu pecho;

Puños cerrados. Huidas a ninguna parte.  

Resacas. Hambre. 

Sordidez a media luz.

Quiero el amor sucio e incorrecto que sólo puede amparar una sociedad decadente

y vivir en las antípodas de todo lo moralmente aceptable. 

Quiero un amor que escriba sonetos y que baile al son de la música paupérrima de los estómagos vacíos. 

Quiero. No.

Necesito unos ojos que me miren a pecho descubierto, valientes, sabiendo que la vida es sólo la más absoluta oscuridad delimitada por espejos. 


Y comerte el coño, por supuesto.