Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Ciglogénesis explosiva

Escrito por Alfondoalaizquierda 25-01-2016 en poesía. Comentarios (0)

Bésame con rabia

como si recordar no doliera. 

Levántame la piel en armas,

pon en jaque mi anarquía,

ven

despeinada

como el ejército de Pancho Villa.

Sóplale en un ojo

al huracán 

que hoy necesito que las banderas 

del futuro incierto

ondeen a media asta. 

Necesito una ciglogénesis explosiva que arranque de cuajo todas las veletas del hemisferio norte;

Asesina a mis miedos

y baila después 

desnuda

sobre su tumba.

Escupe en el suelo 

pisa lo fregao

fuma en los bares 

canta en los entierros 

no des nunca la hora por si acaso no te la devuelven.

Opina siempre lo contrario de lo que grite la multitud.

Siempre;

salta a mi vacío existencial 

y lléname.

Cómeme con las manos

salvaje.

Que el placer no entiende de formalismos.

Camino torcido

Escrito por Alfondoalaizquierda 21-01-2016 en poesía. Comentarios (0)

Se me da bien equivocarme, llevar la contraria, nadar sin guardar la ropa, quejarme de todo, el sexo sobre el papel y comer con las manos.

No entiendo de planes a corto plazo, ni de muerdos con acuse de recibo. 

Muero por las causas de otros y vivo contra, entre, para, por, según, sin, sobre y tras. 

No me gustan la opresión ni en los sujetadores.

Soy el momento equivocado

Por eso siempre me encuentras cuando no me buscas;

Verso encadenando a la libertad. 

Esclavo de lo utópico.

Soy amanecer para unos ojos ciegos de realidad. 

Soy todo lo contrario a un partidazo.

Soy camino torcido

porque no sé ser otra cosa.

Murcia-Valencia

Escrito por Alfondoalaizquierda 13-01-2016 en poesía. Comentarios (0)
(D)
Faltan domingos por la tarde para todas estas ganas, Para hacer del sofá un ring y matarnos a golpes de besos Para ponerte contra las cuerdas O contra la pared Para hacer de tu ingle la patria de mi lengua y comerte el coño hasta que el lunes silbe todos los himnos que se sepa, queme todas las banderas que no ondeen a revolución e irreverencia y tire de una patada todas las puertas de la cordura y la paciencia.  (M)
Faltan flores en mi pecho a punto de morir, y tu voz que me apuñala como cien gladiolos inmarcesibles me recuerda que eres el único motivo por el que me vale la pena enarbolar la bandera del anhelo indestructible. Una guerra civil donde tus manos luchan en el bando contrario al de mis ganas, aunque ambos tienen un objetivo común: declarar la parte más al sur de mi rosa de los vientos territorio infranqueable. Bandera blanca de ansias y latidos para firmar la paz tras una encrucijada de nombre "Tú" y apellido "ganas"; 
(D)
soy una persona de principios frágiles como el acero helado que ha dejado siempre a medias todo lo que no estuviera entre unas piernas. Vivo a caballo entre el lugar en el que estás y en el que creo que mañana podrías estar. Reniego de mi propio ser tres veces o más antes de que despunte el alba si sé que no vas a llegar. Me traiciono a mí mismo por menos de treinta monedas cualquier noche en cualquier bar. Soy un hombre de principios que acaban convirtiéndose en una espiral de vicios, semáforos en rojo, cadenas laborales y pocas ganas de madrugar. Por eso no quiero salir de este bucle poéticamente romanticida. Porque sé que en este tunel de sentido único eres Tú la luz que dicen que hay al final.

Ni tú, ni yo, ni nadie.

Escrito por Alfondoalaizquierda 12-01-2016 en poesía. Comentarios (0)



"Siempre me busca quien no quiero que me encuentre y siempre me encuentro con quienes ya no buscan nada, tal vez por eso estemos aquí y ahora"

dijiste después de beberte de un trago todo tu orgullo.

"Yo, hace tiempo que vivo sin brújula. No siento apego por ningún lugar que no tenga un camarero detrás, nunca he perdido la fe porque nunca la he tenido.

Creo en la belleza de lo simple, soy alérgico a las banderas, fracasado profesional, agorafóbico vocacional y pienso que las mejores cosas de la vida llegan cuando ya no esperas nada"

dije casi por inercia;

Yo era un barco a la deriva

y tú un iceberg partidario de la teoría de que el roce hace el naufragio. 

Tú eras ola 

y yo vuelo raso. 

Tú eras tú 

y yo también.

Tú eras viento 

y yo veleta;

 

Rompiste mis esquemas con esa mirada de cataratas invertidas

con esa boca de puerta astral 

con esos labios de sonrisa vertical 

con ese verbo

de catarsis colectiva.


Y supe que el deseo no entiende de prioridades,

que la imaginación es la agencia de viajes de los pobres,

que mi umbral del dolor está un palmo por debajo de tu ombligo 

 y que los dedos son soldados leales a las órdenes de la pasión;


Tú no querías que te encontraran 

y yo estaba perdido.

Yo no te pido que te quedes 

y tú no me prometes nada.

Tal vez por eso estamos aquí y ahora. 


Ars longa, vita brevis

Escrito por Alfondoalaizquierda 08-01-2016 en poesía. Comentarios (0)

He vivido lo suficiente para saber que los finales venden más que los principios. 

Que todos cerramos los ojos cuando besamos el precipicio;

No vine aquí a hacer ruido. 

Mi legado no tendrá madre 

ni voz 

ni amo 

ni carne. 

Nadie tarareará el estribillo de mi vida cuando pase de largo. 

-La materia carece de sentido si estás muerto-.

Seré sombras 

porque sombras comí. 

Seré viento 

porque pájaros soñé. 

Seré árbol caído. 

Seré bosque. 

Seré silencio. 

No aspiro a ser eterno 

porque en lo eterno se desvirtúa la imagen que crea de nosotros mismos la certeza de un tiempo limitado.

La eternidad no entiende de

"ars longa, vita brevis"

"carpe diem" o "tempus fugit"

Lo eterno verá morir todas las primaveras

y para mí, lo mejor de la muerte, son las flores.