Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Corta y golpea

Escrito por Alfondoalaizquierda 29-02-2016 en poesía. Comentarios (0)

Córtate el pelo

no te taladres las orejas ni profanes con tinta tu piel. 

Cede el asiento a las señoras, búscate un trabajo normal según el criterio de los que te quieren sumiso. 

No se te ocurra soñar con la libertad. 

No te enamores a pelo ni folles sin condón.

No hagas caso a La Luna si te llama con su voz de hilo bramante atada al culo de un vaso.

Átate al mástil y desoye los cantos de sirena: nunca pasa nada bueno después de las dos. 

Llena de silencios los buzones de la insurrección.

Ve a misa los domingos y sé temeroso de Dios.

Aprende a acatar órdenes y deja que el suelo le gane todas las batallas a tu mirada más guerrillera.

Así, lograrás ser una pieza más de un engranaje de pretéritos pluscuamperfectos, palos y zanahorias;

NO.

Mayúsculo, breve, conciso.

Incisivo. 

Nuclear. 

Siempre seré la oveja negra adicta al sentimiento policromático característico de los idealistas vocacionales.

No se me caerán los anillos para forjarme a pico y pala un futuro ahora que casi todo es oscuridad y no hay ni una sola farola que me alumbre el camino, ni medio rayo de luz entre las alas de las gaviotas que alfombran el cielo. 


Me enseñaron a cortar el árbol antes de andarme por las ramas. 

A no deshojar margaritas pudiendo decir las cosas a la cara.


Ya desde niño tuve los cojones necesarios para pisarle a mi madre lo fregao'

y si algo tengo claro ahora, a mis veintilargos medianamente dignos

es que,

si los problemas vienen de frente, 

hay que desabrocharse la camisa.

Utópica

Escrito por Alfondoalaizquierda 24-02-2016 en poesía. Comentarios (0)

Tienes el caos atado a tus manos 

y poesía por los cuatro costados.


Tienes reflejos de luna en la piel y en la punta de la lengua abecedarios 

 fuera del entendimiento humano. 


Eres alérgica a los pronombres posesivos, a las mariposas en el estómago, al refranero popular, a los capullos y a la chorrada esa de que un clavo saca otro clavo. 


Eres lo que siempre he buscado en el fondo de los vasos

y la suerte que algún día me acabará encontrando. 


Lo sé 

porque no te gusta huir

porque besas a oscuras con los ojos abiertos

y follas con la luz encendida sólo por el placer de correrte con los ojos cerrados.


Lo sé 

porque la primera noche que dormimos juntos soñe con brújulas con camisas de fuerza

y trenes que jugaban a ser pájaros.


Porque llevas la revolución en la sangre

y un millón de utopías en la curva de los labios.

La teoría del caos

Escrito por Alfondoalaizquierda 17-02-2016 en poesía. Comentarios (0)

Es impredecible como la voracidad del fuego

la teoría del caos

o

el tiempo en Murcia.

Nunca se pone el sol en el imperio de su espina dorsal.

Tiene un invernadero de tonos morados bajo la piel 

y un nido de gigantes con pies de barro en el vientre del amor propio. 

Tiene unos ojos preciosos cuando me mira

y precisos cuando apuntan 

y la mirada perdida en el vacío de los corazones que se han cansado de vivir cuesta arriba y latir

siempre

a destiempo. 


Tiene un imán para los casos perdidos,

 un calendario en el que sólo marca los días bisiestos que llueve y una ventana sin cortinas que da de lleno a un patio de sombras chinescas.


Sube cuando tiene que bajar,

resoplan las tapas de alcantarilla a su paso

y busca puentes porque se siente en casa en tierra de nadie. 

Ella casi nunca pide permiso

y cada vez que sale de dudas 

se deja la puerta abierta.

En su pecho reciben correspondencia las flores de un día 

y vamos a morir las aves de paso. 

Cuando no sabe dónde ir

sopla

y deja que el viento haga el resto. 

Cuando se queda quieta, sonríe, porque sabe que el mundo gira y es por algo. 

Cuando sale a buscar problemas

sólo camina 

porque sabe donde encontrarme.

Mimetismo extremo

Escrito por Alfondoalaizquierda 09-02-2016 en poesía. Comentarios (0)

Nunca hay quietud en mis mares.

El tiempo ha ido construyendo una especie de ciudad en el fondo de mi conciencia

con los restos de todos los naufragios que mi memoria ha sido capaz de documentar hasta la fecha

para intentar mantener ocupados a todos mis fantasmas. 

Y a veces hasta lo consigue. 

He conseguido limar algunas asperezas a mis malas formas, pero nunca he sabido poner al mal tiempo buena cara

ni sonreír porque sí 

ni fingir interés.

-mis fantasmas son así-

Escribo 

sin más intención que la huida 

porque mi libertad está ajustada a un salario de dignidad aun por debatir

porque mi amor propio vive en otra piel 

y porque las drogas son más caras que los bolígrafos.

Voy siempre tarde a las citas con las cosas importantes,

no grito si no es estrictamente necesario 

y creo firmemente que el arte es todo lo contrario a morirte de frio.

Odio a la gente que usa paraguas de colores. 

Odio a la gente que usa paraguas. 

Odio los paraguas 

y también odio a la gente

cuando no son personas.

En un día bueno soy capaz de beberme hasta las nubes 

y vomitar tormentas de tinta 

como quien reparte flores en un entierro. 

En todos los demás

me limito a sobrevivir

y alterar lo menos posible el ecosistema que me rodea;

Vivo a mi manera 

y mi manera casi siempre es mal.

Pero mi cara es mía y me la parto por las causas que quiero

y de momento

las consecuencias 

también vienen a mi nombre. 

Más puta que realidad

Escrito por Alfondoalaizquierda 28-01-2016 en poesía. Comentarios (0)

Me gusta perder el tiempo

y encontrarte al final.

Me gustan los finales porque allí siempre suele habitar la oscuridad. 

Me gustan los bares donde la gente bebe sin levantar la vista

y el silencio atronador que colma los puños del que ya sólo golpea por inercia: siento predilección por los perdedores porque me siento uno de ellos;


Tengo los pies en la tierra 

y las manos en el barro. 

La cabeza en las nubes

los bolsillos llenos de agujeros

a veces

sueños que construyo

como castillos en el aire 

con el humo de los cigarrillos de otros 

y que se colapsan al contacto con el reflejo de las luces de neon de la realidad;

No guardo la ropa si nado

ni acumulo grano para el invierno

ni pienso más allá del futuro inmediato.

-Imagino los planes a largo plazo como la fachada de la Casa Usher-

Nunca estoy preparado para casi nada

y tampoco lo intento.

Es la única forma de afrontar la vida que me sale bien.