Blog de Alfondoalaizquierda

Lucidez

Estoy en un momento de mi vida en el que siempre hay demasiada luz. 

Demasiada gente.

Demasiado plástico.

Sueno a blues cuando quiero parecer fuerte.

Como si las grietas no fueran ya lo suficientemente elocuentes;

Soy casa, pero no hogar.

Tengo tres dudas por cada certeza

una imaginación suicida

y una cornisa a la altura de mis miedos;

Sirenas urgentes hacia ningún lugar.

Fotograma tras fotograma me sucedo.

Velocidad y plano secuencia. 

Hormigón gris, asfalto mojado,

humo saliendo de la tapa de alcantarilla.

Mediocridad y conciencia. 

Decadencia y conciencia. 

Ignorancia y conciencia.

La dosis justa de dignidad para saberme insignificante.

Miro al cielo y me siento materia desaprovechada.

Miro al suelo y le guiño un ojo

con complicidad sísmica.

Tirito. Tiemblo. Vibro.

Escribo y quemo.

Blasfemo y leo.

Hablo y otorgo.

Mi madre es el único Dios.

Dime, ¿cómo voy a creer en un ente etéreo si ni siquiera creo en mí?

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: