Blog de Alfondoalaizquierda

Mimetismo extremo

Nunca hay quietud en mis mares.

El tiempo ha ido construyendo una especie de ciudad en el fondo de mi conciencia

con los restos de todos los naufragios que mi memoria ha sido capaz de documentar hasta la fecha

para intentar mantener ocupados a todos mis fantasmas. 

Y a veces hasta lo consigue. 

He conseguido limar algunas asperezas a mis malas formas, pero nunca he sabido poner al mal tiempo buena cara

ni sonreír porque sí 

ni fingir interés.

-mis fantasmas son así-

Escribo 

sin más intención que la huida 

porque mi libertad está ajustada a un salario de dignidad aun por debatir

porque mi amor propio vive en otra piel 

y porque las drogas son más caras que los bolígrafos.

Voy siempre tarde a las citas con las cosas importantes,

no grito si no es estrictamente necesario 

y creo firmemente que el arte es todo lo contrario a morirte de frio.

Odio a la gente que usa paraguas de colores. 

Odio a la gente que usa paraguas. 

Odio los paraguas 

y también odio a la gente

cuando no son personas.

En un día bueno soy capaz de beberme hasta las nubes 

y vomitar tormentas de tinta 

como quien reparte flores en un entierro. 

En todos los demás

me limito a sobrevivir

y alterar lo menos posible el ecosistema que me rodea;

Vivo a mi manera 

y mi manera casi siempre es mal.

Pero mi cara es mía y me la parto por las causas que quiero

y de momento

las consecuencias 

también vienen a mi nombre. 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: