Blog de Alfondoalaizquierda

autodestrucción

img-20150311-213514.jpg

Escribo en defensa propia:

como parapeto para mis tormentas de arena;

Musa eres tú

a mí me queda grande el traje de poeta.

Para ir tirando sólo necesito tener cerca un bar, algo de autodestrucción que me recuerde quien soy y de dónde vengo y un boli para no olvidarlo.

También necesito una caja de ibuprofeno por el tema de la edad y perder la noción del tiempo de vez en cuando haciéndome grande en tu sonrisa vertical;

He lanzado ya tantas piedras sobre mi propio tejado que vivo al borde del colapso. 

He dejado demasiados frentes abiertos, demasiados anzuelos mordidos.

He apagado cigarros en corazones ilusos y he salido por la puerta de atrás de infinidad de vidas. 

He hecho mi hogar del borde del precipicio y ahora no sé vivir sin escupir al vacío;

Mi pasado viaja en autostop.

Lento. Sin prisa.

Pero me acabará pasando y espero que sea por la izquierda.

Llevo la cuenta atrás con la precisión del reloj de piel de gallina de mi cuello.

El mismo que me dice cuando es demasiado tarde para volver a empezar y  muy temprano para empezar a emborracharse;


Siempre me espero los viernes con el motor en marcha y las luces encendidas.

Busco huir de mí mismo porque tres días a la semana no me fio ni de mi alter ego.

Porque no me gusta la palabra  "destino"

Ni los besos por decreto ley

ni los parámetros establecidos.

Sólo concibo el verbo "correr" si es contigo.

Seguro que habrá futuro para crear millones de momentos.

Pero yo me quedo con las primaveras en tus pezones tiesos.

Con el olor a cerveza y sexo

y la visión distorsionada del mundo a través de  las cortinas

Con el contraste del suelo con tu ropa.

Vendrán recuerdos, por supuesto.


Pero yo nunca olvidaré la noche que vi arder todas mis naves en el cielo de tu boca.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: