Blog de Alfondoalaizquierda

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Defectos prácticos, efectos impersonales y/o viceversa.

Escrito por Alfondoalaizquierda 09-06-2015 en poesía. Comentarios (0)

Siento que voy a colapsar en cualquier momento. 

Que las placas tectónicas de mi pecho volverán a rozarse

haciéndome temblar 

y no quedará en pie ni una sola estructura de las costillas hacia adentro.


Siento que mi columna vertebral ya no me soporta y que tengo la azotea llena de pájaros que no paran de cagarse en la ropa tendida de mis pensamientos. 


Comparto piso con la ansiedad que provoca la incerteza de lo venidero.

Mi sofá es el andén número trece de la estación de trenes del desasosiego.


Las lágrimas colmadas de adioses

los pañuelos repletos de lágrimas 

el suelo sembrado de pañuelos. 


Mi vida es desierto u océano

y Tú eres oasis o tabla de salvación. 

Independientemente del momento.

No hay término medio.


Mi cama es un puerto

en el que siempre duermo con un ojo abierto 

y nunca sé

si te vas o te espero

"Pájaros mojados"

Escrito por Alfondoalaizquierda 07-06-2015 en poesía. Comentarios (0)

Domingos

como barcos a la deriva en un océano de ganas. 

Días en los que nos dejamos ir entre manos que se buscan

impacientes

y labios que entran sin llamar.

Suicidios asistidos por la resaca.

Últimas voluntades sin firmante

antes de que el lunes entre por la puerta 

y nosotros saltemos por la ventana.

Polvos de sofá sin desnudarnos del todo y banda sonora de película de serie B.

Sexo oral sin ánimo de reciprocidad y sudores helados que no matan el calor;


Domingos de "pájaros mojados"

en los que orgasmos, piel, amor y alas van en consonancia.

Días de kamikazes sin vocación en los que el sexo es lo único que nos salva.

Vicio y fuego lento

Escrito por Alfondoalaizquierda 28-05-2015 en poesía. Comentarios (0)


Cuántas veces habremos convertido el techo en cielo

el suelo en oceano

las sábanas en arena 

y

los orgasmos en versos.

-valga la redundancia-

Cuántas habremos hecho de la pasión gasolina 

de los dedos cerillas 

de  los miedos cenizas. 

¿Cuántas?     @danibm7 

Cuántas carreras con matrícula de honor en tus medias 

cuántas mechas prendidas de la hoguera de tu pecho

cuántos sábados de vicio a fuego lento 

y resurrecciones domingueras sin mirarnos al espejo;

Recuerdo la tarde en la que decidimos huir de la rutina y empezar a ser felices

y como lanzamos contra el viento los miedos hechos aviones de papel 

para que volaran

sin planear nada

sin alas

hacia un futuro morado esperanza;

Recuerdo que pensamos lo mismo porque nos miramos igual

y nos dijimos para dentro:

"Joder, el motor de la ilusión

son las ganas".

Ida y vuelta.

Escrito por Alfondoalaizquierda 06-05-2015 en poesía. Comentarios (0)

Me enferman los besos que no te doy

y las palabras que se quedan

a veces

en la punta de tu lengua.

Me duelen...

Me duelen los golpes de efectos mariposas en mi estómago que ya no provocan catástrofes en el sur de tu cintura

y los arañazos que ya no dibujan la pasión desbocada en el lienzo de mi espalda. 

Me joden la vida las noches claras llenas de cielo porque hay constelaciones que ya he visto antes en tu ingle

porque soy de los que te mira las tetas cuando el sabio apunta a la luna. 

Soy, por suerte o por desgracia, esclavo de mis propias dudas y de todas las certezas que sólo pude ver en tu nuca.

Soy amante de las cosas sencillas:

los bolígrafos Bic

la poesía simple 

pero compleja;

Tú 

y mis incongruencias.

Perdedor vocacional de fin de semana que sale a beber para olvidar en los mismos bares en los que eres reina. 

Invierto en saliva

a fondo perdido,

a plazo fijo en el recuerdo de tu entrepierna. 

Porque sé que no te gustan las cuerdas, las jaulas ni los escaparates. 

Porque aunque no estés loca 

necesitas perder la cabeza para que la vida no te atropelle, 

para que los parámetros establecidos no te aten.

No es locura transitoria,

eres tú y me quiero asi.

Porque aunque a veces te vas 

-y esto es lo más importante-

siempre vienes para quedarte.


Síndrome de Estocolmo

Escrito por Alfondoalaizquierda 29-04-2015 en poesía. Comentarios (0)

Somos enfermos terminales que se juran amor eterno. 

Terminales de aeropuerto en los que sólo se llora por los reencuentros;

Hay un puente aéreo entre tu boca y la mía en el que siempre viajo en clase turista y una ciudad sin mar por la que me encanta perderme 

cada noche 

todos los días. 

Hay dudas en mi cabeza de las que yo no he salido y que tú conoces como la palma de tu mano.

Aves que son raras en mi pecho y que van a beber de tu lengua cuando silban tus labios. 

Se me llena el buzón de los sueños de publicidad subliminal los días que tú no estás 

y tengo que darme al onanismo para aliviar las tensiones que generan las ganas de querer y no poder,

de ser y no estar.

Es por nosotros que de aquellos polvazos estos lodos,

que de aquellos cafés

estos posos.

Somos una simbiosis imperfecta y asimétrica que nos mantiene conectados por el hilo de kevlar del pasado.

Somos dos funambulistas que se han acostumbrado a vivir en la cuerda.

"Artistas del hambre".

Somos dos secuestrados con síndrome de Estocolmo.